Implantes Dentales

Los implantes dentales son un tipo de tratamiento odontológico. Un implante dental es la fijación de una pieza artificial en el hueso de la mandíbula que sustituye la raíz de un diente perdido.

Reemplaza la falta de dientes con prótesis sobre implantes.

Cuando faltan piezas dentales en la boca, los dientes a su alrededor tienden a moverse hacia el espacio vacío, lo que puede provocar problemas de oclusión o mordida, problemas de ATM (articulación temporomandibular), aumento en aparición de caries y problemas de encías. Se entiende entonces por qué las ausencias de piezas dentales no sólo generan un problema estético, sino que lleva aparejado consecuencias funcionales y de la salud bucal.

A día de hoy es posible sustituir piezas dentales por dientes fijos mediante un implante dental. El implante dental es el sustituto de la raíz del diente perdido, funciona como ancla y soporte para la prótesis dental que estará hecha para que parezca un diente natural tanto estéticamente como funcionalmente.

El postoperatorio no es doloroso. El paciente puede sufrir una inflamación en la cara y quizás un hematoma durante los siguientes siete y diez días. Durante este período es importante que tome la medicación prescrita por el cirujano y seguir una dieta blanca. Además, es importante que el paciente se ponga hielo en la zona afectada, no presione la zona con la lengua, no fume, no consuma alcohol y no practique deporte.

¿Por qué debemos realizarnos un implante?

Estética: son la solución más estética para reemplazar la pérdida de dientes. Mejorará tu apariencia y tendrás un aspecto más rejuvenecido, ya que la ausencia de piezas dentales origina pérdida ósea, con el consiguiente envejecimiento facial.

Seguridad: los tratamientos con implantes tienen unas tasas de éxito más elevadas que cualquier otra técnica de restauración dental. Se trata de un tratamiento muy conservador, ya que mantiene intactos el resto de los dientes de la boca. Además, los implantes facilitan la correcta adaptación de las piezas en boca utilizando para ello un material altamente biocompatible, el titanio puro.

Calidad de vida: incorporan una estabilidad y sensación idéntica a la de los dientes naturales. Podrás sonreír, comer, hablar sin preocupación, sin condiciones, ni molestias, y contar con mucha seguridad, ya que la prótesis no se mueve.

Salud: la no reposición del diente ausente conlleva unos efectos secundarios como son la inclinación progresiva de los dientes adyacentes y la extrusión del antagonista (diente que se descuelga), lo que complica la posible colocación del implante a futuro, así como la masticación e higiene.

¿Hablamos? Envíanos tu consulta














    De conformidad con lo que establece el Reglamento General de Protección de Datos 2016/679 relativo a la protección de las personas físicas en lo referente al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de esos datos, autorizo de forma expresa a que los datos personales que se solicitan en el presente formulario se incluyan en una base de datos informatizada titularidad de Grupo CMI. El titular de los datos dispone de los derechos de acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y oposición, que podrá ejercer mediante solicitud por correo electrónico a la siguiente dirección: info@grupocmi.cat. Le informamos que los datos obtenidos en el presente formulario responden a la finalidad, única y exclusiva, de resolver sus dudas.